ARQUITECTURA FUNERARIA EN EL ANTIGUO EGIPTO


Resultado de imagen de pirámides de egipto wikipedia

CARACTERÍSTICAS GENERALES
El material más utilizado por los egipcios es la piedra, ya que gracias a ésta los edificios más importantes eran imperecederos. En los inicios, también usaron otros componentes como la madera o el adobe, pero a partir del Imperio Antiguo éstos se relegaron a las construcciones menos importantes.

La arquitectura era arquitrabada o adintelada. Esto quiere decir que, aunque los conocían, no utilizaban el arco y la bóveda. 
Los muros eran gruesos, lo que aumentaba el colosalismo de los edificios.


Los egipcios creían en la vida eterna después de la muerte.  Debido a las creencias de ultratumba, se desarrolla un arte dedicado a los muertos. La verdadera vida, para el egipcio, empezaba después de la muerte.

Prueba de que para la cultura egipcia era más importante la vida del más allá y el bienestar de los dioses que el propio bienestar de los hombres es que, mientras las viviendas se construían en materiales perecederos como el adobe, los templos y las tumbas fueron construidos con piedra, ya que estaban concebidos para la eternidad.


LAS MASTABAS
La mastaba fue el primer modelo de tumba para faraones y personas destacadas que elaboraron los egipcios durante el Periodo Arcaico y el Imperio Antiguo. Era de planta rectangular y contaba con una cámara subterránea en la que dejaban el cuerpo a través de un pozo.
También tenía una capilla para que la gente hiciera ofrendas. Otra sala era el serdab, donde se colocaba una estatua del difunto en la que se pensaba que permanecía el ka, una parte del espíritu humano.

Uno de los ejemplos más famosos es la Mastaba de Idu, en Guiza. Idu fue un importante funcionario de la dinastía VI. Una de las particularidades de este edificio es que cuenta con una puerta falsa.


LAS PIRÁMIDES
Las pirámides son el monumento funerario más reconocido de esta civilización. Comenzaron a elaborarse en la Dinastía III como una construcción fúnebre exclusiva de los faraones. La primera fue la Pirámide de Zoser, del 2.700 a.C.
Este modelo es escalonado, ya que se forma por una superposición de mastabas. Las siguientes se construyeron con una doble pendiente, como es el caso de la del faraón Seneferu. Más tarde, se diseñaron las pirámides lisas.

En el interior de éstas se encontraban pasillos y cámaras que quedaban cerrados tras el entierro del faraón. De esta forma, se protegían su cuerpo y sus riquezas para que se mantuvieran durante toda la eternidad.

Las pirámides más destacadas son las de Guiza, tres modelos que pertenecen a los faraones Keops, Kefrén y Micerinos. La de Keops tiene una altura de 145 metros y en su interior cuenta con una galería principal de 37 metros, en la que se hayan dos conductos para que el alma del faraón pudiera salir.

LOS HIPOGEOS
Tras la época de las pirámides, llegó la de los hipogeos. Éstos eran tumbas excavadas en la roca que alcanzaron su esplendor en el Imperio Nuevo.

Este cambio se debió a los continuos saqueos que sufrían las pirámides. De este modo, se intentaban esconder al máximo posible las tumbas de los faraones y las riquezas que se encontraban en ellas.

El hipogeo más importante es el del Valle de los Reyes, en Lúxor, la antigua Tebas. En esta ubicación hallamos un total de 28 faraones enterrados a lo largo de 420 años.

Un tipo de tumba parecida fue el speos, que era una combinación entre templo e hipogeo. Por otro lado, los hemispeos contaban con una fachada decorada y una parte excavada en la roca, como es el caso del Templo de Ramsés II, en Abu Simbel.



Comentarios